top of page

¿Quiere invertir en inmuebles?

Invertir en inmuebles es una forma inteligente de asegurar su futuro financiero. Además de ser una inversión sólida y estable, los inmuebles a menudo tienen un potencial de apreciación significativo y pueden generar ingresos pasivos a través de la renta. 

Con una investigación adecuada y una estrategia bien planificada, la inversión en inmuebles puede ser una forma rentable de diversificar su cartera y alcanzar sus metas financieras a largo plazo. ¡No espere más y considere la inversión en inmuebles para su futuro financiero!

Nuestros servicios

Consulting

Consulting

En el área de consultoría HOM.ESTATE tiene diversas áreas de negocio:

  1. Asesoramiento en inversiones: brindar asesoramiento a inversores interesados en comprar, vender o renovar propiedades con fines de inversión.

  2. Búsqueda de propiedades: ayudar a los clientes a encontrar la propiedad adecuada que cumpla con sus requisitos y objetivos de inversión.

  3. Valoración de propiedades: realizar valoraciones precisas y objetivas de propiedades con fines de venta, alquiler o financiamiento.

  4. Gestión de propiedades: ofrecer servicios de gestión de propiedades, incluyendo la administración de alquileres, la gestión de reparaciones y mantenimiento, y el seguimiento de los ingresos y gastos de la propiedad.

  5. Consultoría en desarrollo de proyectos: brindar asesoramiento a desarrolladores de proyectos inmobiliarios en cuanto a la planificación, la gestión y la ejecución de proyectos de construcción.

  6. Financiamiento y estructuración de inversiones: ayudar a los clientes a obtener el financiamiento adecuado y a estructurar sus inversiones de manera eficiente.

¿Cómo trabajamos?

Centro de la ciudad

Análisis del mercado

Analizamos exhaustivamente el mercado en base a su presupuesto con el objetivo de encontrar la vivienda adaptable a nuestro modelo de negocio buscando rentabilidades superiores a un 7% Anual

lucas-pelucas-rgIiD9QA-xE-unsplash.jpg

De vivienda a Flex living

Transformamos las viviendas redistribuyendo y optimizando los espacios, sacando el mayor número de habitaciones sin sancionar en comodidad.

Más info en Hom.estate reformas...

Encuentro con el diseñador de interiores

Optimizamos procesos

  • Proporcionamos los contratos para protegerte como propietario.

  • Detallamos el modelo de negocio para evitar los errores más comunes.

  • Listamos el Coliving en nuestra plataforma y nosotros nos encargamos de una gestión 360. Más info en Hom.estate Management

Inversión en inmuebles en Zaragoza.jpg

Zaragoza, la ciudad ideal para inversores

La ubicación de la propiedad es importante ya que afecta la rentabilidad de la inversión en el mediano y largo plazo. Zaragoza es un lugar ideal para invertir. Es una ciudad autosuficiente en demanda y precios frente a otras localidades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Málaga, muy dependientes del turismo y de una industria volátil. Si desea la ayuda de un profesional inmobiliario en su búsqueda de la mejor inversión en Zaragoza, le interesará nuestro servicio de consultoría, donde realizaremos una valoración personalizada del perfil del inversor y le cuidaremos durante todo el proceso de compra, ayudándole con todos los trámites necesarios. En HOM.ESTATE somos especialistas en nuestro campo, por lo que conocemos en profundidad el mercado local de Zaragoza. Además, disponemos de un departamento financiero propio que puede realizar los cálculos necesarios para rentabilizar al máximo su inversión. En este tipo de operaciones es fundamental no dejar nada al azar y estar rodeado de los mejores. Si su objetivo de inversión inmobiliaria es comprar para alquilar, entonces Zaragoza es su lugar. No es una de las ciudades con los precios de alquiler más altos, pero si es una de las localizaciones más rentables. Por ejemplo, una ciudad con alquileres elevados por la alta demanda turística conlleva un precio de compra más elevado, incluso por encima de su valor real de mercado, lo que aumenta el capital inicial necesario e implica un mayor riesgo de que, en tiempos de crisis, los inmuebles en cuestión sufran una mayor depreciación. Comparada con otras grandes ciudades de España, Zaragoza ofrece a los inversores la ventaja de contar con una población numerosa, muy estable, con precios de alquiler y compra moderados. Los inversores necesitan menos capital para comprar una propiedad, lo que reduce el riesgo y diversifica el riesgo de la inversión entre varias propiedades. De todas las grandes ciudades que consideramos (más de 500.000 habitantes), Zaragoza es la más rentable. Casi un punto por encima de Madrid y más de un punto por encima de Barcelona. Zaragoza ofrece a los inversores mayor estabilidad y seguridad. La capital aragonesa está atrayendo a un número creciente de inversores de todo el país, impresionados por la buena rentabilidad y desarrollo de la región. Comprar una propiedad en una ciudad que no conoce o en la que no vive no es una barrera para invertir. HOM.ESTATE ofrece una gestión remota integral en la compra y alquiler de casas en Zaragoza. Contamos con un servicio especializado. Estudiaremos su caso y crearemos un plan personalizado para sus objetivos financieros. La distancia no es un obstáculo cuando se trata de maximizar el retorno de la inversión. Como inversor, no tendrá que preocuparse por nada. Gracias a la red de expertos que tiene un profesional inmobiliario, podrá acceder a las mejores oportunidades que muchas veces ni siquiera se publican en los portales inmobiliarios más populares. Invertir en una ciudad como Zaragoza es cada vez más atractivo. Zaragoza ha logrado una rentabilidad media del 6,24% (relación entre lo que se obtiene al alquilar una propiedad y el precio de venta). Esta cifra es superior a ciudades como Valencia (6,15%), Sevilla (6,01%), Málaga (5,74%) o Madrid (5,33%). La rentabilidad en Zaragoza va en aumento. De hecho, los datos a nuestra disposición así lo confirman. ¿Cúal es la mejor zona para invertir? Los números más recientes destacan a el barrio de La Almozara. Como hemos comentado con frecuencia, en una inversión inmobiliaria en factor ubicación tiene un gran peso en el atractivo de la inversión ya sea para alquiler, liquidez, revalorización o perfil de inquilino hacia el que se quiere enfocar la vivienda. Actualmente, la zona con mayor rentabilidad es La Almozara con un 7,1%. Valores muy por encima del beneficio que se puede llegar a obtener con otras inversiones como, por ejemplo, fondos de inversión. También se consigue un beneficio superior a la media en el barrio de Torrero-La Paz (6,5%). Los barrios rurales del oeste y San José ofrecen muy rentabilidad muy cercana a la media (6%). Y un poco por debajo se encuentran Delicias (5,7%), Las Fuentes (5,5%) o el Centro (5%). Por el contrario, los distritos en los que la rentabilidad está por debajo de la media son los barrios rurales del norte (4%), el Casco Histórico (4,3%) y la Margen Izquierda (4,9%). ¿Qué tipo de vivienda hay que comprar para inversión? Así como no todas las zonas son igual de rentables a la hora de invertir, no todas los tipos de vivienda ofrecen los mismos resultados. En Zaragoza, el tipo de vivienda recomendable a la hora de comprar una inversión es una casa de 50 metros cuadrados, de uno o dos dormitorios, a un precio que ronda los 1.300 euros el metro cuadrado, es decir, un piso en venta por cerca de 70.000 euros teniendo en cuenta los impuestos. Por otro lado, y no menos importante, es elegir bien a los inquilinos ya que en gran parte de ellos depende nuestra rentabilidad. Aragón experimentó el año pasado, un aumento del 2,53% en la morosidad de los alquileres según el último estudio sobre la morosidad en arrendamientos urbanos en España elaborado por el FIM (Fichero de Inquilinos Morosos). Nosotros auditamos a los inquilinos por usted, garantizando solvencia y buena conducta en la medida de los posible. Si lo que desea es hacer una inversión en inmuebles totalmente pasiva nosotros somos su mejor partner de inversión.

¿Por qué se debe invertir en inmuebles?

Invertir en bienes raíces es una estrategia popular de inversión que ha demostrado ser rentable a lo largo del tiempo. Hay varias razones por las que se debe considerar la inversión en inmuebles como parte de una cartera diversificada de inversión. Generación de ingresos pasivos: Una de las razones más atractivas para invertir en bienes raíces es la capacidad de generar ingresos pasivos. Al comprar una propiedad para alquilarla, los propietarios pueden generar ingresos mensuales regulares de los pagos de alquiler. Potencial de apreciación del valor de la propiedad: Las propiedades inmobiliarias pueden apreciarse en valor con el tiempo, lo que significa que la inversión en bienes raíces puede generar una ganancia de capital. Si un inversor compra una propiedad por un precio y luego la vende por un precio más alto en el futuro, la diferencia es la ganancia de capital. Diversificación de la cartera de inversión: La inversión en bienes raíces ayuda a diversificar la cartera de inversión, lo que significa que los inversores pueden reducir el riesgo de pérdida al no depender exclusivamente de una sola inversión. Protección contra la inflación: Los precios de las propiedades inmobiliarias pueden aumentar con la inflación, lo que significa que la inversión en bienes raíces puede proteger el capital contra la inflación. Mayor control sobre la inversión: Los inversores tienen más control sobre su inversión en bienes raíces que en otros tipos de inversión. Por ejemplo, los inversores pueden decidir qué propiedad comprar, cuánto pagar por ella, cómo administrarla y cuándo venderla. Beneficios fiscales: Los inversores en bienes raíces pueden obtener beneficios fiscales, como deducciones por depreciación, deducciones por intereses hipotecarios y exenciones fiscales por ganancias de capital. A pesar de las muchas ventajas de invertir en bienes raíces, también existen riesgos y desafíos. Por ejemplo, el mercado inmobiliario puede ser volátil y difícil de predecir, lo que significa que los inversores deben hacer una investigación adecuada antes de invertir. Además, la inversión en bienes raíces requiere capital inicial significativo y puede ser difícil de liquidar si los inversores necesitan retirar su inversión rápidamente. En resumen, la inversión en bienes raíces puede ser una estrategia atractiva para generar ingresos pasivos, proteger el capital contra la inflación y diversificar la cartera de inversión. Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos y desafíos de la inversión en bienes raíces antes de tomar una decisión.

¿Qué factores hay que tener en cuenta a la hora de adquirir un inmueble de inversión?

Para realizar una buena inversión en bienes raíces, es importante considerar varios factores, entre los que se incluyen: Localización: La ubicación es uno de los factores más importantes en la inversión en bienes raíces. Los inmuebles situados en áreas de alta demanda, cerca de escuelas, transporte público y otras comodidades, tienden a tener un mayor valor de mercado y generar un mayor flujo de efectivo. Tipo de propiedad: Las diferentes propiedades inmobiliarias, como apartamentos, casas, edificios comerciales, terrenos, etc., tienen diferentes niveles de rentabilidad y riesgo asociados. Es importante entender las diferencias y elegir el tipo de propiedad adecuado según los objetivos de inversión. Condiciones del mercado: Las condiciones del mercado, como la oferta y la demanda, los tipos de interés, las tendencias económicas y demográficas, pueden afectar el valor y la rentabilidad de la propiedad. Estado de la propiedad: El estado de la propiedad, su edad, estado de conservación, y si requiere reparaciones o renovaciones, también son factores importantes a considerar antes de realizar una inversión. Precio: El precio es un factor clave en la inversión en bienes raíces, ya que el precio de compra afecta la rentabilidad y el potencial de crecimiento de la inversión. Rentabilidad: Los inversores deben evaluar la rentabilidad potencial de la propiedad antes de adquirirla. Esto incluye calcular el retorno de la inversión, el flujo de caja neto, la tasa de capitalización y otros indicadores financieros clave para determinar si la propiedad generará ingresos suficientes para justificar la inversión. Plan de salida: Los inversores también deben tener un plan de salida claro antes de adquirir una propiedad. Esto puede incluir vender la propiedad en un plazo determinado, refinanciar la propiedad o mantenerla como una inversión a largo plazo. La consideración de todos estos factores y la alineación de los mismos es muy importante para optimizar la decisión de inversión.

¿Qué porcentaje de mi cartera de inversión tiene que destinarse a inversión inmobiliaria?

La asignación adecuada a la inversión inmobiliaria puede variar dependiendo de la estrategia de inversión individual. En general, se recomienda una asignación del 10% al 20% de una cartera de inversión diversificada para la inversión en bienes raíces. La inversión en bienes raíces puede ofrecer beneficios de diversificación de cartera debido a su baja correlación con otros tipos de activos. Además, la inversión en bienes raíces puede proporcionar ingresos estables a través del flujo de caja generado por los alquileres, así como la posibilidad de ganancias de capital a través de la revalorización de la propiedad. El porcentaje adecuado a la inversión inmobiliaria puede variar según la edad, el nivel de ingresos y la tolerancia al riesgo del inversor. Por ejemplo, los inversores más jóvenes con un mayor horizonte de inversión pueden estar dispuestos a asignar una mayor parte de su cartera a la inversión en bienes raíces para aprovechar el potencial de crecimiento a largo plazo. Por otro lado, los inversores más conservadores pueden asignar una menor parte de su cartera a la inversión en bienes raíces para minimizar el riesgo. Es importante tener en cuenta que la inversión en bienes raíces puede ser una estrategia de inversión de alto riesgo y alta recompensa, y puede requerir un alto nivel de conocimiento y experiencia para ser exitosa. Por lo tanto, se recomienda que los inversores busquen el asesoramiento de un profesional financiero antes de tomar decisiones importantes de inversión.

Herramientas de apalancamiento financiero para la inversión en inmuebles

El apalancamiento financiero es una estrategia de inversión que implica el uso de capital prestado (es decir, deuda) para financiar una inversión en bienes raíces con el objetivo de maximizar las ganancias. Aquí hay algunas herramientas o métodos comunes de apalancamiento financiero utilizados para invertir en bienes raíces: Préstamos hipotecarios: Un préstamo hipotecario es un tipo de préstamo que se utiliza para comprar una propiedad inmobiliaria. El préstamo es garantizado por la propiedad en sí misma, lo que significa que si no se paga el préstamo, el prestamista puede tomar posesión de la propiedad. Préstamos puente: Los préstamos puente son una forma de financiación a corto plazo que se utiliza para comprar una propiedad antes de vender otra propiedad. Los préstamos puente suelen tener tasas de interés más altas que los préstamos hipotecarios convencionales y deben ser reembolsados en un plazo más corto. Líneas de crédito para la equidad de la vivienda: Una línea de crédito para la equidad de la vivienda es una línea de crédito que se utiliza para financiar la compra de una propiedad inmobiliaria. Esta línea de crédito utiliza la equidad en la propiedad existente como garantía. Financiación de inversionistas: La financiación de inversionistas se refiere a la inversión de capital privado de terceros para financiar la compra de una propiedad inmobiliaria. Los inversores pueden invertir en una propiedad directamente o a través de una entidad de inversión. Inversiones en bienes raíces con fondos prestados: Otra forma de apalancamiento financiero es utilizar fondos prestados para invertir en un fondo de inversión en bienes raíces. En este caso, el fondo utiliza el capital prestado para comprar y gestionar una cartera de propiedades inmobiliarias. Es importante tener en cuenta que el apalancamiento financiero también conlleva riesgos, ya que el uso de capital prestado aumenta el riesgo de pérdidas. Es recomendable analizar detenidamente las opciones de financiación y buscar el asesoramiento de un experto en bienes raíces antes de tomar cualquier decisión de inversión.

Vehículos fiscales que se pueden utilizar para invertir en bienes raices

Sociedades Anónimas Cotizadas (SOCIMI): Las SOCIMI son vehículos fiscales de inversión en bienes raíces que cotizan en bolsa. Estas empresas invierten en inmuebles de inversión y están sujetas a una serie de requisitos y beneficios fiscales. Las SOCIMI tienen una estructura fiscal transparente y se benefician de exenciones fiscales sobre sus beneficios siempre y cuando distribuyan un mínimo del 80% de sus ganancias. Fideicomisos de inversión en bienes raíces (REITs): Los REITs son vehículos de inversión similares a las SOCIMI, pero que no están necesariamente cotizados en bolsa. Al igual que las SOCIMI, los REITs invierten en inmuebles de inversión y se benefician de exenciones fiscales sobre sus beneficios siempre y cuando distribuyan al menos el 90% de sus ganancias a los accionistas. Fondos de inversión inmobiliarios: Los fondos de inversión inmobiliarios son vehículos de inversión que reúnen fondos de varios inversores para invertir en inmuebles de inversión. Estos fondos pueden tener estructuras fiscales diferentes, pero suelen estar diseñados para aprovechar las exenciones fiscales para inversiones de capital. Asociaciones en participación: Las asociaciones en participación son un vehículo de inversión más informal en el que dos o más personas se unen para invertir en un inmueble de inversión. Cada inversor contribuye con un monto específico de capital y comparte los beneficios y los riesgos según lo acordado en el acuerdo de asociación. Es importante tener en cuenta que cada vehículo fiscal tiene requisitos y beneficios fiscales diferentes. Es recomendable buscar el asesoramiento de un experto en bienes raíces y/o un asesor fiscal antes de decidirse por un vehículo fiscal para invertir en inmuebles de inversión.

Diferentes modelos de inversión en inmuebles

Compra y retención: Este modelo implica la compra de un inmueble de inversión y su mantenimiento a largo plazo para obtener beneficios de la apreciación del valor y los ingresos de alquiler. Este modelo requiere una inversión inicial significativa y puede requerir financiación adicional para mantenimiento y mejoras. Compra y venta: Este modelo implica la compra de un inmueble de inversión con el objetivo de venderlo a corto o medio plazo para obtener una ganancia. Este modelo puede ser más especulativo y puede requerir habilidades y conocimientos específicos para identificar oportunidades de compra y venta. Alquiler: Este modelo implica la compra de un inmueble de inversión con el objetivo de obtener ingresos recurrentes de alquiler. Este modelo requiere habilidades para identificar y gestionar adecuadamente los inquilinos, y para mantener el inmueble en buen estado. Rehabilitación: Este modelo implica la compra de un inmueble de inversión en mal estado o abandonado con el objetivo de rehabilitarlo y venderlo o alquilarlo a un precio más alto. Este modelo requiere habilidades y conocimientos específicos para la identificación de oportunidades, la gestión de obras y la comercialización del inmueble. Crowdfunding inmobiliario: Este modelo implica la inversión en inmuebles de inversión a través de plataformas de crowdfunding en línea, donde múltiples inversores pueden aportar una cantidad menor para participar en la propiedad del inmueble. Este modelo puede requerir menos capital inicial y proporcionar una forma de diversificar el riesgo entre varios inmuebles. Alquiler a corto plazo (Airbnb): Este modelo implica la compra de una propiedad de inversión y su alquiler a corto plazo a través de plataformas de alquiler vacacional como Airbnb. Este modelo puede generar mayores ingresos en comparación con el alquiler a largo plazo, pero también puede tener costos adicionales y una mayor rotación de inquilinos. Alquiler con opción a compra: Este modelo implica la compra de una propiedad de inversión y su alquiler a largo plazo con una opción para que el inquilino pueda comprar la propiedad en un momento posterior. Este modelo puede proporcionar ingresos de alquiler y la posibilidad de una venta a futuro. Compra de propiedades embargadas o subastadas: Este modelo implica la compra de propiedades en subastas o embargadas por bancos o instituciones financieras. Este modelo puede proporcionar una oportunidad para adquirir propiedades a precios más bajos, pero también puede tener riesgos adicionales y requerir habilidades específicas en la identificación de oportunidades y la gestión de transacciones. Inversión en bienes raíces comerciales: Este modelo implica la compra de propiedades comerciales como oficinas, locales comerciales o centros comerciales. Este modelo puede proporcionar una oportunidad para obtener ingresos de alquiler más altos y plazos de arrendamiento más largos, pero también puede requerir una inversión inicial significativa y conocimientos especializados en bienes raíces comerciales. Propiedad fraccionada: Este modelo implica la compra de una fracción de una propiedad de inversión, lo que permite a varios inversores compartir la propiedad y los beneficios. Este modelo puede proporcionar una oportunidad para invertir en propiedades de alta gama que de otra manera no estarían disponibles para la mayoría de los inversores individuales. Cada modelo de inversión tiene sus propias ventajas y desventajas, y es necesario evaluar cuidadosamente cada oportunidad antes de tomar una decisión de inversión. Es recomendable buscar el asesoramiento de un experto en bienes raíces y/o un asesor financiero antes de tomar cualquier decisión de inversión.

chen-mizrach-jL6PTWI7h18-unsplash.jpg
Consulting - 10000px.png

Aumente sus rendimientos con nuestro modelo de negocio y haga que al inversión sea ¡totalmente pasiva!

Contáctanos

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page